Abogados en Defectos Automotrices en Chicago

Los abogados litigantes de Pfaff, Gill & Ports, Ltd. sobresalen en demandar a fabricantes automotrices debido a defectos de diseño y fabricación que han causado paraplejia, cuadriplejia, lesiones cerebrales y nerviosas severas y muerte. Virtualmente en cada Accidente de Auto en Chicago involucrando lesiones personales severas o muerte, usted debe considerar si el diseño o fabricación del producto causo o contribuyo a las lesiones. Abogados con menos experiencia, muy seguido fallan en reconocer un caso potencial en contra del fabricante automotriz y fallan en obtener una compensación completa para la persona lesionada o su familia.

Los abogados en responsabilidad de producto de Pfaff, Gill & Ports, Ltd. Han demandado a los fabricantes de autos más grandes del mundo, incluyendo Mazda, Nissan, Volkswagen, Volvo, Chrysler, GM y Ford. Los siguientes son ejemplos de los tipos de casos de defecto automotriz procesados por Pfaff, Gill & Ports, Ltd.:

Falla de Asientos (Impacto trasero)

El asiento y cabecera son sus únicos medios de contención y seguridad en una colisión de impacto posterior. Su respaldo y cabecera le protegen en un impacto posterior solamente si le mantienen en el asiento durante la colisión. Asientos débiles pueden colapsarse cuando un vehículo es golpeado en la parte trasera. Cuando su asiento se colapsa, permite que su cabeza y cuello golpeen otras partes del auto, causando heridas severas e incluso la muerte. Asientos débiles también ponen en peligro a los pasajeros en el asiento trasero y niños en asientos de seguridad, los cuales pueden ser golpeados y heridos seriamente o muertos por el conductor o pasajeros en asientos frontales débiles.

Ninguna firma legal ha tenido mayor éxito que Pfaff, Gill & Ports, Ltd. en casos de falla de asientos. Pfaff, Gill & Ports, Ltd. Es la única firma en ganar dos juicios por falla de asientos en Illinois. $14,500,000 – L.C. vs Ford Motor Company.; $27,000.000 - Propiedad de J.M. vs Ford Motor Company y Mazda Motor Corp. Contacte a un Abogado en Lesiones Personales Chicago en Pfaff, Gill & Ports, Ltd. Hoy mismo por más información.

L.C. vs Ford Motor Company, involucra a una madre en camino al cuidado infantil para recoger a su hija. Ella se detuvo en una luz roja al volante de su Ford Explorer 1991. Ella tenía puesto el cinturón de seguridad. Un motorista viajando a una velocidad entre 52 – 60 millas por hora en un modelo sedan americano más viejo se impacto en la parte trasera de su Explorer. El asiento de la Sra. C fallo en el impacto ( El marco del montaje de cojín se quebró), ella fue lanzada hacia atrás y sus hombros impactaron el respaldo del asiento trasero. Este impacto le causo una fractura explosiva de la vertebra T8 y paraplejia permanente. Fotografias de su vehículo en la escena del accidente se muestran abajo.

Accidente de Impacto Trasero de SUV Auto Partes Defectuosos

Ford argumentó que el motorista que golpeo el automóvil en la parte trasera debía ser completamente responsable por las lesiones, y que su diseño de "asiento recesible" era razonablemente seguro. El diseño del asiento de Ford, cumplió con el estándar gubernamental patéticamente bajo FMVSS 207. Ford y otros fabricantes de asientos fallidos mencionan que diseñaron los asientos de manera que cedan en la mayoría de los impactos, minimizando el efecto látigo y otras lesiones menos severas. Mientras que los datos no soportan estas conjeturas, esa es su historia. En los impactos más severos, asientos débiles, no protegen los ocupantes del asiento delantero o trasero: los ponen en peligro. Ford fue declarada responsable y el jurado adjudico $14,500,000 como compensación de daños.

Pfaff, Gill & Ports, Ltd. Tomo enseguida a juicio el caso de J.M. vs Ford Motor Co. & Mazda Corp. En 2005. J.M. se encontraba sentado al volante en su Ford Escort 1996, en una luz roja en Chicago. Su cinturón de seguridad colocado. Un motorista intoxicado viajando aproximadamente a 55 – 60 millas por hora, se estrello en la parte trasera de su Escort. El asiento del conductor fallo, la cabeza del Sr. M. impacto el respaldo o cabecera del asiento trasero, hiriéndolo fatalmente. Su hija, en el asiento trasero del lado del pasajero, sufrió únicamente de fracturas en las piernas. Ford y Mazda tienen responsabilidad compartida por el diseño de la Escort 1996. Su filosofía de diseño era la misma que en la Explorer 1991. Este asiento de Ford también cumplió con los requerimientos FMVSS. El mecanismo de falla del asiento fue sobrecarga y doblamiento, en vez de quebradura o rasgamiento del metal. Fotografías del auto muestran la extensión del daño al vehículo y al asiento:

Accidente de Auto de Impacto Trasero Refacciones Defectuosas para Autos

En el juicio, Ford y Mazda fueron encontrados responsables y el jurado otorgo daños compensatorios de $27,000,000 a la familia sobreviviente. Ford y Mazda apelaron la decisión y se espera que la Suprema Corte de Illinois decida el caso prontamente.

C.E. vs VWAG fue resuelto hace mas de 20 años en el norte de California. Demuestra un mecanismo diferente de "falla de asiento." El Sr. E. procedió después de una señal de alto hacia una línea de tráfico que se movía mas rápido de lo que él esperaba. El fue chocado por atrás. El no tenía el cinturón de seguridad puesto en su VW, un modelo clásico de finales de los 60's o principios de los 70's. La fuerza del impacto no fue tremenda, pero causo que los rieles del asiento se separaran, permitiendo que el asiento se doblara hacia atrás completamente. El Sr. E. golpeo su cabeza en la cabecera del asiento posterior, causando una cuadriplejia en C5/C6. En el caso del diseño del Volkswagen, la parte más débil del sistema del asiento era el diseño de estilo de rieles de C en C que sostenía el asiento en el suelo del vehículo.

Ausencia de Barra de Volcadura (Accidente de Volcadura)

Fabricantes automovilísticos saben que sus vehículos tendrán accidentes de volcadura, y deben diseñar sus vehículos para proteger los ocupantes en caso de este tipo de accidente. Accidentes con Volcaduras suceden con todo tipo de vehículos. Los casos mejor conocidos de volcaduras incluyen vans o SUVs. Selección inadecuada de llantas para estos vehículos puede agravar los problemas presentados por vehículos con centros de gravedad altos, tratando de realizar maniobras evasivas en el camino. Aun para ocupantes propiamente asegurados con cinturón, volcaduras pueden ser fatales o seriamente dañinas si la estructura del techo no es suficientemente fuerte para limitar la intrusión del techo por el impacto en el suelo hacia el espacio del ocupante.

FMVSS216 trata también acerca de protección en volcaduras pero excluye ciertas clases de vehículos, incluyendo convertibles. Mientras que algunos fabricantes elijen instalar protección anti-volcadura en sus convertibles, otros elijen no hacerlo. Por ejemplo, tome el Sebring 2004. El vehículo mostrado en las dos fotografías siguientes se volcó después que el conductor se durmió al volante conduciendo durante la noche. El tenía el cinturón de seguridad puesto y el techo de tela estaba desplegado. El carro se volcó a una velocidad de 20 mph en un camellón e tierra y pasto. La esquina del parabrisas del lado del conductor se deformo y el sufrió una herida de flexión severa. El sufrió de una lesión de espina cervical permanente debido a la falta de barra de protección anti-volcadura. Si este evento hubiese ocurrido en un carro con protección contra volcadura razonable, esta lesión no habría ocurrido.

Defecto de Auto Accidente de Volcadura

Falla de Cinturón de Seguridad – Desenganchado inerte/ seguro falso/ desenganchado inadvertido

Cinturones de seguridad son posiblemente el dispositivo de seguridad más significativo de los últimos cincuenta años. Cuando están diseñados y fabricados propiamente, cinturones de seguridad salvan vidas. Cinturones diseñados y fabricados pobremente pueden causar lesiones personales serias o muertes indebidas. Muchos diseños de cinturones de seguridad no toman en cuenta a niños y adultos pequeños. Si el cinturón se ajusta pobremente (por ejemplo, a través del abdomen o cuello), puede causar parálisis y muerte.

Ciertas hebillas de cinturón son conocidas por desengancharse durante una colisión razonablemente previsible. Otros diseños se desenganchas inadvertidamente cuando se tocan durante una colisión. Y otros parecieran estar enganchados aun y cuando no están completamente insertados en la hebilla. Cualquiera de estos defectos en autos puede llevar a lesiones severas de los ocupantes que de alguna otra manera escaparían una colisión sin danos permanentes.

Falla en la Cerradura de la Puerta

Si un ocupante ha sido lanzado (parcial o totalmente) del vehículo a través de una puerta, la cerradura de la puerta debe ser investigada. El riesgo de heridas serias se incrementa significativamente para ocupantes que abandonan el vehículo. El vehículo mostrado en la foto siguiente fue impactado en el lado del conductor, en el área entre la cajuela y la puerta trasera. La puerta se abrió durante la voltereta resultante y una dama joven fue lanzada hacia afuera. Ella sufrió una lesión de medula espinal seria, después de haber sido lanzada del coche. El conductor permaneció en el carro y escapo heridas serias.

Manija de puerta de auto defectuosa

Abogados y Personas Lesionadas

Si usted, un ser querido o un cliente ha sostenido lesiones personales serias en un accidente de auto, usted debe actuar rápidamente para preservar la evidencia necesaria para investigar el diseño y manufactura del vehículo. El tener el vehículo preservado de manera segura es una parte importante en un caso de responsabilidad de producto. Hable con un experto Abogado de Accidentes de Auto Chicago para saber cómo un Abogado conocedor puede ayudarle.

Contacte a un Abogado en Accidente de Auto Chicago hoy mismo para programar una consulta de caso gratuita.